¿Muere el Deseo Sexual?

muere-el-deseo-sexual

¡No, Tu deseo sexual no ha muerto! Pero si puede variar a lo largo de la vida de una persona debido a una varios factores físicos, emocionales y sociales. Aunque en algunos casos puede disminuir, no necesariamente «muere».

Doctora ¡mi deseo sexual murió!

Me dice Janice* de 36 años de edad, madre de 3 hijos que lleva casada 14 años y que no ha podido ejercer la profesión que estudió.

  • No querida, tus exámenes no evidencian un déficit hormonal así que lo físico está bien. Tenemos que buscar la causa psicológica y hallar tu deseo. – Le digo
  • Siento culpa porque mi esposo es buen padre y nos da todo lo que necesitamos para estar bien. Elige un lugar para las vacaciones cada año y se preocupa por nosotros. Me responde ella.
  • L: ¿Cedes a tener intimidad por esa culpa?
  • J: Siii. Y es lo peor. Solo quiero que acabe rápido y me deje dormir.
  • L: ¿O sea que te busca cuando tienes sueño?
  • J: Generalmente si. Y ya cuando me empieza a tocar en la cama yo siento que mi mente lo resiste. Y esto me hace sentir mal.
  • L: ¿Siempre te busca cuando están en la cama? ¿Y suele ser a la misma hora?
  • J: Siempre. Todo es igual. Como un protocolo de pasos.
  • L: ¿Qué tanto contacto físico tienen a diario? – Indago.
  • J: No mucho. Nos saludamos y despedimos de piquito cada día y nos tomamos de la mano al caminar.
  • L: ¿No se besan o se abrazan como pareja en algún otro momento del día?
  • J: No. Solo cuando él quiere sexo. En ultimas ya ni quiero besos ni abrazos, lo cual también es terrible.
  • L: Veo. Hablemos ahora de otra cosa. ¿Cuáles son tus proyectos personales?
  • J: ¡Mis hijos! ¡Son mi proyecto más importante!
  • L: Me refiero a proyectos que no impliquen cuidar a otras personas y que te generen ilusión y expectativa.
  • J: He tratado de iniciar un emprendimiento de diseñar collares, pero no me es fácil. Me toca sacarle tiempo a esto cuando no están los niños o él y así no se puede hacer una empresa consistente. Me encantaría aplicar mi carrera en esto y ganar mi propio dinero. Mi esposo es generoso y me da dinero para mis cosas, pero quisiera poder ahorrar.

Esta es la historia de muchas mujeres que se vacían completamente sobre los demás y se desdibujan. Y por supuesto si has llenado tu mente con el cuidado de otros y no de ti misma, con la administración del hogar, con la frustración de no poder hallar la ruta ni el tiempo para tus proyectos, te desapareces como individuo y eso va a borrar tu deseo sexual.

(Te puede interesar: Sabes que es la Salud Sexual? Apréndelo Acá)

Pero adicionalmente no es de extrañar que una persona que espera que la sexualidad se dé a través de ciertos estímulos, haga resistencia a cualquier contacto físico que resulte contrario a lo que está esperando y la respuesta sea que su mente disponga la emoción contraria al deseo.

Condicionamiento psicológico

En psicología esto se conoce como condicionamiento psicológico y aquí seria que cada vez que hay una caricia de él hacia ella es porque va tras un encuentro sexual, así ella solamente relacionará la muestra afectiva con sexo, y puesto que el deseo de ambos se da a destiempo, ella las primeras veces accederá sin ganas, pero al cabo del tiempo terminará asociando el sexo a algo desagradable que no está haciendo por gusto sino por complacer.

Si bien es importante el juego erótico, la pareja (especialmente el hombre), debe aprender que la afectividad tiene un canal por el que debe fluir permanentemente y que el abrazo, el beso o la caricia deben ser afectivos antes que sexuales.

Apreciada: El deseo no se acaba, lo que se acaba es tu motivación para generarlo, se acaba el combustible necesario que es un buen estado de ánimo, se acaba el tiempo para conectar con el placer y desaparece la intención de estimular el deseo en tu cerebro. ¡Pero tu deseo esta! La cuidadora necesita priorizarse para cuidar mejor.

 

Si tienes una pregunta respecto a este tema, deja tu comentario.

Si te identificas con este caso y quieres iniciar un proceso terapéutico escríbeme AQUI

 

Comparte con tus amigos

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Un comentario

  1. Doctora no se ya no siento ningún deseo hacia mi esposo es así exactamente como lo describe su ejemplo, al contrario mio que estuve 7 años en la casa sin poder ejercer pero hace 1año y medio salí a trabajar y conocí a un chico que valoro mi trabajo y me ha ayudado y es el a quien quiero siento tanto deseo hacia el pero ya con mi esposo no quiero nada doctora pero siento que si lo dejo el es una buena persona nunca me ha Sido infiel por lo que he visto pero el si es algo no sé cómo quedado algo pichirre no le gusta darme dinero porque dice que ganó más que el

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas